El proceso de Elaboración

Preparación del barro.

 

El barro se obtiene de la tierra de la región, que llega con piedras y otros materiales, por lo cual debe tamizarse y molerse. Para preparar, se utiliza arcilla negra y arcilla blanca en la misma proporción, se mezcla y se tamiza nevamente pasando por varias mallas hasta dejar un polvo fino; este se vierte en una fosa especial y se mezcla con agua para formar un lodo suave, se amasa con los pies  para sacar el aire que pueda contener en burbujas, ya que estas, al quemar la pieza provocan rotura, debido a que el aire incrementa su volumen al calentarse. Se deja reposar de 2 a 3 semanas. Se agrega agua periódicamente y se mezcla nuevamente para mantener la cosinstencia.

 

En ese tiempo, habrá absorbido la mayor parte de la humedad, el exceso se ha evaporado, quedando una masa que se va tomando conforme se necesita.. Una porción se pasa a una mesa para iniciar un proceso de amasado con las manos,, agregando agua en cantidades pequeñas hasta lograr una masa suave y firme, de consistencia pastosa y de fácil manejo para darle forma.

 

 

Proceso de Moldeado y Torneado.

 

Cuando el barro está listo, parece plastilina para modelar, se coloca en moldes especiales que tienen dos partes, en las paredes internas se coloca una capa gruesa y consistente, produrando dar un espesor parejo hasta cubrir toda la superficien interior, se juntan las partes del molde y se une con masa desde adentro.

 

Se deja reposar por algunas horas hasta que endurezca.. Posteriormente, se procede a desmoldar quedando la pieza en barro crudo. Se deja en repisas de madera para secado al aire durante varios días hasta que pierda completamente la humedad.

 

Las piezas formadas estando totalmente secas, se preparan en un carrito con estantes para el quemado, entran al horno durante 6 horas a 800 °C. Cumpido este tiempo, hay un periodo de enfriamiento de 6 horas. Las piezas al salir,  lucen un color naranja o rojizo. Se le denomina jahuete, que significa "barro cocido"..

 

En el proceso de torneado, la masa de barro se coloca sobre una mesa giratoria, denominada torno, que es movida por los pies del artesano. Coloca la masa sobre la mesa, y comienza a girar. Utiliza sus manos para agregar agua y dar forma, Humedece la masa para darle la consistencia que necesita y, con  sus dedos, va alargando la masa hacia arriba y desde el centro de la parte superior, hunde los dedos para crear el espacio interior.  Un proceso digno de respeto por la habilidad que han adquirido a través de los años. Crea formas, agrega asas, hace marcas, de acuerdo al diseño.

Lista la pieza se corta on hilo, se lleva a la repisa de secado y se deja por  varios días o semanas para posteriormente entrar al horno, así como las piezas moldeadas.

 

 

Proceso de esmaltado.

 

Para la preparación del esmalte, se utilizan sustancias a base de silicio, plomo y estaño mezclados con arenilla, todos ellos en base a la norma oficial Mexicana NOM-132-SCFI 1998, donde marca los contenidos máximos. Se prepara una molienda y se introduce a un horno llamado padilla, donde queda lista una sustancia líquida de color crema.

El esmalte ya está preparado y colocado en una tina, donde se sumerge la pieza para bañarla completamente, se deja escurrir de preferencia colgada, o se coloca en una superficie de secado.

 

Una vez seco, el esmalte se prepara para el siguiente proceso, retirando los excesos donde ha se acumulado y se limpia la base dejando el barro desnudo, , con el fin de evitar que se pegue en los anaqueles del horno. Esa base se llama relez.

 

Para esmaltar azulejos, el proceso es diferente, se utiliza la técnica de escurrido, ya que solamente se cubre en una de las caras. Se deja reposar hasta que seque, y pasar al área de decorado.

 

 

Proceso de Decorado.

 

Las pinturas utilizadas se preparan también en sitio, con la molienda de pigmentos a base de óxidos metálicos. Los metales nos dan los tonos requeridos, como el óxido de cobalto para el azul gordo, óxido ferroso para el naranja, óxido de cobre para el verde, de manganeso para el negro, etc. Una vez preparada la molienda, entra también a la padilla.

Se prepara la pieza esmaltada para decorado, mediante un bosquejo utilizando una plantilla de papel albanene que se perfora, para aplicar el trazo con carbón molido sobre la pieza blanca. El resultado es un trazo tenue que sirve de guía al decorador para aplicar los colores que utilizará en el diseño. A este proceso se le llama estarcido.

La pieza llega al decorador, quien hace los trazos con pinceles de pelo de caballo, En este paso, la pieza tiene el diseño en negro, sobre los que serán aplicados los colores.. Se pasa al siguiente proceso

 

Una vez secos los trazos, se comienza con la aplicación de los colores de acuerdo a los modelos. El decorador tiene guías para pintar un color a la vez. Se aplican con pinceles de diversos calibres a mano alzada.

Cuando la pieza está terminada,, se deja en anaqueles para secado, esperando su turno para entrar al horno de curado, donde permanecerán entre 5 y 8 horas a 1,200 °C de temperatura. Cumplido este plazo, se apaga el horno y se deja enfriar por 5 a 8 horas para la descarga. Esto evitará que el choque térmico rompa las piezas al abrirlo.

 

La personalización de las piezas se hará durante el proceso de decorado, a diferencia de otros productos y materiales, no se graban. Se elaboran especialmente para cada ocasión.

 

Los procesos industriales son ajenos a la elaboración de la Talavera. Se sigguen los métodos tradicionales que han pasado por generadciones de artesanos, tal como se hacía a finales del siglo XVI. Cualquier material o método de un proceso industrial, no es aceptado para la denominación de origen.

 

Todo es hecho en sitio por los artesanos, no hay máquinas, no hay procesos automáticos. Los procesos de la elaboración de la Talavera son protegidos y vigilados por la Norma Oficial Mexicana mencionada al principio de este texto.

Fosa para el barro.

Fosa para la preparación del barro, se mezcla con agua y se deja reposar por varias semanas.

Torno para pieza de barro

Alfarero terminando una pieza en la mesa giratoria o torno. Tal como hace 4 siglos en la ciudad de Puebla.

Jahuete y Alarca.

Piezas en jahuete esperando el proceso de esmaltado. El Jahuete es la pieza de barro que al estar completamente seca, es quemada en horno a una temperatura de 800 °C, donde adquiere ese color rojizo característico. En la parte inferior tazas esmaltadas.

Decorado inicial de plato

Decorador pintando la base del decorado con color negro, marcando las áreas a ser coloreadas en un proceso posterior. Es tal la habilidad que tiene que ya no necesita la plantilla base y lo hace a mano alzada.

Acabado de plato.
Acabado de plato en colores.

Proceso de decorado de un plato el cual ya tiene la base y se están aplicando los colores finales. El aspecto de la pieza es pálido, con tonos apastelados. Así entran al horno de curado y permanecen hasta 8 horas a 1,200 °C. Al salir, los colores son brillantes tal como se aprecian en el producto terminado.

Ir a Página de Inicio